Gente que lloró ayer y no de alegría

Oiarzabal ya sabéis quién es: el que acusa de asesinos a los serpas que no se juegan la vida por un miles de euros. El otro es Korta, remero y patrón de traineras. Una leyenda viva de este deporte del Cantábrico. Posee la incontinencia verbal de un Maradona delirante y la pose canónica de vasco fanfarrón. De los tres vascos, me quedo con el madridista bilbaino. Con dos cojones.

Anuncios